AI (artificial intelligence) es la inteligencia exhibida por máquinas. En ciencias de la computación, una máquina “inteligente” ideal es un agente racional flexible que percibe su entorno y lleva a cabo acciones que maximicen sus posibilidades de éxito en algún objetivo. Coloquialmente el término AI se aplica cuando una máquina imita las funciones “cognitivas” que los humanos asocian con otras mentes humanas, como “aprender” o “resolver problemas”.

La Inteligencia artificial se lleva desarrollando años apareciendo en todas las tendencias digitales de todas las grandes firmas de consultoras y lo seguirá haciendo ya que se ha comprobado cómo la inteligencia artificial es capaz de junto con el ser humano llegar al 100% de perfección.

He seleccionado 5 áreas (de muchas más) en donde se ha estado aplicando la AI:

  1. LENGUAJE: creando textos a través de datos obtenidos de forma que los ordenadores puedan comunicar ideas con gran precisión y actitud. Esto ha tenido un desarrollo enorme en lo que es servicios al cliente, generación de reportes, etc…
  2. VOZ: Cada vez más sistemas tienen incorporado la transformación del lenguaje humano a formatos útiles para que los ordenadores sean capaces de entenderlas (Siri es un ejemplo de ello)
  3. ASISTENTES VIRTUALES: ordenadores que a través de la inteligencia artificial son capaces de interactuar con los humanos. El ejemplo más claro son los Chatbox que muchas marcas han intentado integrar en sus plataformas y activos digitales.
  4. MACHINE LEARNING: campo de la computación que tiene como objetivo desarrollar técnicas que permitan a los ordenadores aprender como por ejemplo en la realización de predicciones o clasificar gran cantidad de datos. Es también muy útil en la publicidad detectando patrones exitosos siendo capaz de repetirlos.
  5. BIOMÉTRICAS: es una tecnología que identifica, mide y analiza las características físicas y de comportamiento de las personas. Esto permite interacciones más naturales entre humanos y máquinas incluyendo el tacto, la imagen, el habla y lenguaje corporal siendo capaces de reconocer sensaciones físicas y emociones de los individuos.

Gracias a la inteligencia artificial, seremos capaces de crear mapas digitales de emociones, sensaciones, lenguajes, contextos que no solamente nos van a ayudar a profundizar en el conocimiento de los usuarios si no que como usuarios vamos a poder acceder a una cantidad de información que antes era imposible tanto de extraer como de procesar, que nos hará conocernos mejor a nosotros mismos y ser conscientes de lo que nos mueve y nos hace disfrutar.

Reparador