El boom de las bebidas Ready-To-Drink no para de crecer. Y es que este fenómeno ha venido para quedarse.

De hecho, uno de los más afamados bartenders del mundo, Ryan Chetiyawardana, ha sido el gran abanderado de esta tendencia, a través de la creación del White Lyan. Un bar en Londres que ha roto las reglas propias de los bares tradicionales, y que ha decidido no incluir en sus repisas marcas reconocibles de alcohol, ni hielo, fruta o cualquier tipo de producto perecedero. Por ello, se trata del primer bar en el mundo con esta particularidad tan innovadora y disruptiva.

El White Lyan ha sido la sensación en el barrio de Hoxton (Londres), porque se ha alejado de las ideas preconcebidas de una cocktelería, y se ha convertido en un sitio perfecto para bailar y disfrutar de un trago diferente. Aquí destilan sus propias bebidas, diseñan sus propias botellas y elaboran sus propios zumos y siropes. De ahí que hayan conseguido combinados de altísimo nivel sin el proceso de elaboración de un bar normal.

Como os adelantábamos, los artífices de esta gran idea son el galardonado bartender, emprendedor e ideador de negocios únicos Ryan Chetiyawardana International Bartender of the Year (2014, 2015, 2016), Top 1000 Most Influential Londoners (2014, 2015, 2016) y Innovator of the Year (2015), entre otros – y el bartender Iain Griffiths, quienes desde un inicio tuvieron muy claro que querían montar algo rompedor y sin parangón. Un bar cool, con cocktails de gran calidad, pero sin vasos mezcladores, florituras ni adornos.

Desde su apertura, el bar ha sido todo un éxito. No solo en Londres sino en todo el mundo. Y es que todo lo que crea Ryan Chetiyawardana aka Mr. Lyan no solo es innovador, sino que tiene conciencia social y se convierte en oro.

Actualmente y desde principios de este año, el White Lyan cerró sus puertas, pero para poder albergar un nuevo reto de Chetiyawardana. Esta vez, el mismo espacio acogerá desde este mes de septiembre un innovador restaurante experiemental, que se llama Cub, y que va seguir la filosofía “no residuos”, que ya implantó en su día en el White Lyan. Para poder llevar a cabo este nuevo proyecto se ha aliado con el chef Doug McMaster del restaurante Silo de Brighton, el primer restaurante “cero residuos” del Reino Unido, con el propósito de seguir revolucionando en el mundo de la restauración.

Entre las principales sorpresas que va a deparar Cub, está su visión de la comida y la bebida. En este nuevo restaurante-concepto las líneas entre un terreno y otro estarán prácticamente difuminadas. Algo que irá más allá del maridaje y que sobre todo se centrará en la experimentación. Para ello, colaborará con Arielle Johnson, científico de alimentos el restaurante de renombre mundial, Noma, en Copenhague, con quien cultivará algunos ingredientes experimentales. Y es que Chetiyawardana lo tiene claro: quiere seguir abogando por su fórmula mágica: innovación + creatividad – excelencia y calidad + sostenibilidad.

En cualquier caso, y para satisfacer a los más nostálgicos…, su creador ha ideado una serie de cócteles embotellados como los del White Lyan, que pueden comprarse en la prestigiosa tienda Selfridges en Oxford Street, Londres, para que, de esta manera, podamos seguir deleitándonos con su sabor.

What’s next?

Sin categorizar somos_i tendencias