Hace ya algunos meses que Samsung busca producir nuevas sensaciones a la hora de comer gracias a sus gafas de realidad virtual. La marca coreana explica que, con su accesorio, cualquiera podría transportarse a otro lugar mientras estaba sentado a la mesa: ir a un jardín de la Toscana, engullir manjares debajo del agua con peces nadando alrededor… Otros también han explorado este concepto con realidad virtual proyectada.

La empresa belga de animación Skullmaping ha ideado la forma de entretener a los comensales mientras esperan su comida proyectando imágenes alrededor de los platos. Un ejemplo más es la puesta en escena del chef Paco Roncero (2 estrellas Michelin), que ha ideado una experiencia llamada SubliMotionpremio a la mejor innovación F&B en los World Wide Hospitality Awards 2014 –, que permite a los clientes verse rodeados de múltiples imágenes y sonidos para generar diferentes sensaciones mientras están comiendo.

La misma ha sido creada en colaboración con un grupo de profesionales de diferentes sectores, cocineros, diseñadores, ingenieros, ilusionistas, escenógrafos, arquitectos, coreógrafos y guionistas, que consiguen fusionar la alta gastronomía y la tecnología más vanguardista, con una puesta en escena sin precedentes, convirtiéndose así en un nuevo arte escénico, el primer espectáculo gastronómico del mundo. Eso sí, el único hándicap es que el precio del cubierto es de 2.000 €.

Food for thought.

noticias Sin categorizar somos_i