Tras un primer proyecto hemos descubierto que “el ocio provoca y amplifica nuestra expresión personal” planteado como un territorio de ocio llamado “Territorio Personal” que estaba sustentado en varias palancas que intentaban resolver la pregunta: ¿cómo podemos ayudar al consumidor a ser creador de su propia experiencia?. Para resolver este reto, se puso en marcha la metodología “Design Thinking” que es una metodología centrada 100% en los usuarios.

Al iniciar la primera fase de la metodología (fase de investigación), tuvimos revelaciones sobre el ocio y la forma en la que los usuarios DISFRUTAN, que han revelado Key Insights para Pernod Ricard y para el equipo que realizó el proyecto:

  • El tiempo y el dinero moldean el ocio
  • Nos divertimos menos por estar con el móvil capturando los momentos en lugar de vivirlos
  • Los usuarios que comparten contenido en internet suelen hacerlo por serle útil a otros o crear una identidad
  • La tecnología y las redes sociales han dado a muchos usuarios la oportunidad de reinventarse e incluso hacer de su vida un ocio.
  • Existe demasiada información sobre ocio exclusivo. Es difícil digerirlo todo y encontrar experiencias diferentes
  • Existe poca variedad de tipo de ocio. La gente no explora variedades distintas sobre todo en el ocio personal.
  • “Estar en casa” fue una respuesta de las más frecuentes cuando los usuarios respondieron sobre lo que hacen cuando no trabajaban.
  • El concepto de “algo exclusivo” era simplemente poder acceder a experiencias (tiempo y dinero) aunque otros también tuviesen acceso
  • Hay más conexión digital y menos roce físico, se queda menos con la gente
  • Al darnos todo tan personalizado nos perdemos cosas que explorar por nosotros mismos
  • Hay que buscar la inspiración dentro de y no solamente fuera
  • Viajar es el ocio más esperado
  • La propiedad pierde importancia y la gana el tiempo

Basándonos en los Key Insights nos dimos cuenta de que las personas tenían constantemente opiniones opuestas respecto a su tiempo de ocio, lo cual resultó ser una gran oportunidad.

De ahí nacen las TENSIONES, como una colisión o un “tira y afloja” entre dos puntos en los que nos movemos como personas. Entre lo que consideran público y lo que consideran privado. La forma en la que disfrutan de su tiempo tanto dentro de casa como fuera de ella y la implacable búsqueda de un ocio más exclusivo sin dejar la calidez del ocio cotidiano de toda la vida.

Al tratarse del reto “Personal”, se presenta de esta forma: las personas no somos una sola cosa sino que siempre nos movemos en líneas de tensión que varían en función del tiempo y el espacio.

Tensión espacial: El desarrollo del ocio se lleva a cabo tanto dentro como fuera de casa; es el contexto en el cual disfrutan. La tecnología ha facilitado que mucho del ocio que antes se hacía fuera de casa ahora también lo podamos hacer dentro de casa haciendo que veamos el espacio de la casa con ojos distintos.

Tensión aspiracional: la tecnología ha facilitado que ahora seamos capaces de contar más historias. Existe quien no lo hace por seguridad o exclusividad, pero la tendencia es compartir nuestras historias en internet diversificando la identidad y dando oportunidad al usuario de convertirse en lo que quiere ser.

Tensión exclusivo- cotidiano: el ocio cotidiano aporta la calidez que todos necesitamos así como la riqueza de las relaciones personales, sin embargo la búsqueda de ocio exclusivo (diferente, accesible) no es fácil, tenemos que salirnos de la personalización para realmente llegar a explorar panoramas de ocio diferentes.

Como resultado del proceso se concluyen dos cosas importantes:

Utilizando la creatividad de la comunidad en donde vivimos y utilizando la tecnología vamos a ser capaces de realmente explorar y disfrutar de una forma diferente. “Create to explore”

El saber que algún día las emociones van a ser la moneda de cambio en el ocio personal de todos nosotros.

Personal