La palabra “contexto” por definición es “el conjunto de circunstancias (materiales o abstractas) que se producen alrededor de un hecho, o evento dado”

Aún cuando esta es la definición que parece que habla únicamente de eventos externos, está fielmente comprobado la trascendencia que tiene el contexto cuando se habla del impacto que tiene éste en la vida interior de las personas.

El contexto podría entonces entenderse como el conjunto de circunstancias que impactan en el bienestar de una persona tanto en el interior como en el exterior. Este contexto puede darse haciendo referencia tanto al bienestar físico, emocional, material, personal o social. El contexto en el que nos desarrollamos afecta nuestra calidad de vida, nuestra calidad emocional y por ende en nuestra vida.

Hay varios contextos que afectan profundamente el desarrollo de vida y emocional de las personas y son los siguientes:

Lo social: Con quien elegimos pasar nuestro tiempo tiene una afección profunda en lo que nosotros después vemos como un ideal o referencia. Si nos rodeamos de personas con cultura, con sentido común, con calidad, entonces nuestra referencia será esta y ayudarán a que nosotros desempeñemos esa misma cualidad. Las actividades de ocio que elegimos hacer y las personas con quien lo compartimos pueden determinar un crecimiento personal o lo contrario.

Lo laboral: A lo que te dediques puede afectar tanto positiva como negativamente a tu calidad de vida y tu calidad emocional. Dependiendo del tipo de trabajo que realices la riqueza que obtengas a cambio será una u otra. Igualmente si el trabajo que realizas te gusta.

El entorno: Si, el país, ciudad y barrio donde vivimos puede hacer que nuestra calidad emocional y sobre todo nuestra calidad de vida sea de una forma o de otra. Si en nuestro ser y muy profundamente nos preocupa algún tema medio ambiental y la ciudad o el barrio o la calle en la que vivimos no nos proporciona las facilidades para hacerlo puede generar una frustración a la hora de cumplir nuestros ideales de cara a ser mejores personas.

La naturaleza: Esta comprobado cómo la relación que tenemos con la naturaleza y el contexto natural al que podamos acceder aumenta sobre todo nuestra calidad emocional. El naturalista John Muir (a quien dedicaremos un post especial en el blog) lo ha dicho en sus ensayos “Everybody needs beauty as weel as bread, places to play in and pray in, where nature may heal and give strenght to body and soul”.

Todos estos factores que nos afectan tanto de forma interior como exterior, a nuestra vida diaria, a nuestros sueños e ideales, no se pueden llevar a cabo si primero no somos CONSCIENTES de cómo éstos factores nos están afectando, lo segundo si no somos COHERENTES entre lo que queremos profundamente y lo que estamos haciendo, si no estamos a gusto con lo que somos, hay que ser honestos y cambiarlo.

Reparador