En esta interesantísima charla, la autora de “Eat, Pray, Love” habla acerca de cómo seguir haciendo eso que te gusta cuando pierdes la motivación o cuando sientes que la presión de crear algo nuevo es demasiado grande. En esta charla Gilbert reflexiona sobre por qué el éxito puede ser tan desorientador como el fracaso, y ofrece una sencilla —aunque difícil— manera de continuar, con independencia de los resultados.

La única cosa que siempre quise ser para toda la vida fue ser escritora. Escribí durante la niñez, durante la adolescencia, mientras era una adolescente mandaba mis pésimas historias a The New Yorker, esperando ser descubierta. Después de la universidad, conseguí un trabajo como camarera del restaurante, seguí trabajando, seguí escribiendo, seguí intentando ser publicada, y fallando en eso. No conseguí ser publicada por casi seis años. Así que por casi seis años, cada día, no tenía nada más que cartas de rechazo esperando por mí en mi buzón. Y era devastador cada vez, y cada vez, tenía que preguntarme a mí misma si debería renunciar mientras podía, y rendirme y ahorrarme ese dolor. Pero luego encontraría mi solución, y siempre de la misma forma, diciendo: “No voy a renunciar, me voy a casa”.

Sin categorizar somos_i tendencias Y mucho más