Hay muchos temas tabús en el mundo profesional. Y uno de ellos es el fracaso. El error. Es frecuente ver cómo líderes mundiales acuden a congresos internacionales a hablar de sus éxitos empresariales, pero, se olvidan de contar que en algún momento ellos también fracasaron. Seguro que lo hicieron.

Cansadas de esta situación y con el objetivo de que la sociedad empiece a pensar que el error es necesario para conseguir el éxito, dos mujeres Cass Phillips y Diane Loviglio crearon FailCon, un congreso en el que los ponentes comparten sus experiencias de fracasos empresariales con los invitados.

El evento es gratuito y está destinado a emprendedores, pymes, Instituciones, inversores y todo aquel que sienta el deseo y quiera aprender de los errores, para prepararse para el futuro y construir su camino hacia el éxito.

La primera edición a la que asistieron más de 400 personas fue ya hace 9 años, en 2009, como no podía ser de otra forma en Silicon Valley, San Francisco, cuna de la innovación y del talento empresarial tecnológico referente a nivel mundial. Desde entonces, cada año se ha venido celebrando en un lugar diferente y, de hecho, se puede proponer libremente a que se haga en cualquier ciudad del mundo. Por España, también han pasado. El 6 de junio de 2014 la ciudad de Barcelona acogió este evento generando bastante interés en el mundo empresarial de la ciudad condal.

El pasado 23 de enero, FailCon se celebró en Grenoble, Francia, donde se escucharon testimonios de empresarios e inversores que han invertido su dinero en startups y empresas que no han funcionado. Como siempre, compartieron diferentes experiencias de fracaso, contaron en primera persona lo que aprendieron y cómo sobrellevaron esa situación para hoy, sentirse plenamente fortalecidos personal y empresarialmente y con más ganas para poner en marcha nuevos proyectos.

Y es que no hay que olvidar que, en ocasiones, y sobre todo a la hora de emprender y comenzar una aventura empresarial, muchos de estos errores podrían evitarse si se hubieran tenido en cuenta factores importantes como la localización de la empresa, el producto o servicio a desarrollar, la asignación de recursos correcta, la gestión del equipo, etc.

Otro de los eventos internacionales que va en esa línea de compartir historias personales de proyectos que han fracasado es Fuckup Nights, un movimiento que engloba a 252 ciudades, 80 países, 1578 historias contadas, con más de 189 mil asistentes y realizado en más de 25 idiomas diferentes.

Además, y para que todas estas experiencias queden perfectamente documentadas, se creó en septiembre de 2014 The Failure Institute, que se traduce en español como el Instituto del Fracaso. Es una institución ligada al evento donde sienten la responsabilidad de compartir con los demás esa información a través de estudios de investigación y publicaciones. Su misión es clara: quieren que el Failure Institutesirvan de guía para tomar mejores decisiones informadas sobre temas como negocios, educación y políticas públicas, entre otras cuestiones.

Así pues, tanto FailCon como Fuckup Nights son dos eventos necesarios donde se demuestra en cada una de sus sesiones que, si se quiere alcanzar el verdadero éxito, primero hay que fracasar. En Fuckup Nights incluso se puede hacer a nivel privado en una empresa donde en cada sesión incluyen una charla sobre el fracaso y la innovación de un miembro del equipo, un moderador y 3 o 4 ponentes externos. Con estas acciones, se demuestra que las empresas necesitan más que nunca de sus departamentos de innovación para probar cosas que nunca se han hecho. Innovar, fallar y aprender. Y para ello, escuchar los errores de los demás puede ser la mayor de las enseñanzas de la vida personal, y, por supuesto profesional.

noticias Sin categorizar somos_i