La moda sostenible, también llamada moda ética, se encuentra en pleno auge y cada vez cuenta con más adeptos. Se basa en la moda concienciada con el medio ambiente, en contraposición al Fast Fashion, la moda industrializada.

Los nuevos consumidores estamos cada día más concienciados con la sostenibilidad y reclamamos transparencia por parte de las empresas. De ahí que incluso las grandes cadenas hayan respondido a esta tendencia con innovadoras iniciativas como la línea Join Life by Zara, H&M Concious, TopShop Reclaim o ASOS África.

“Desgraciadamente, la gente no es consiente que la basura puede ser materia prima, es un tema de innovación y la gente tiene que darse cuenta que estamos consumiendo cinco veces más recursos de lo que el planeta es capaz de aportar.” (Javier Goyeneche, CEO de ECOALF)

Asimismo, en España hay muchos ejemplos de empresas y marcas que están abogando por esta revolución, a través de Iniciativas como Latitude, Slow Fashion Next, Marlota, Ternua, The Circular Project, Muroexe, Ecoalf o Now_Then. Todas ellas promueven la transformación de un ideal en un modelo de negocio en la moda, y t todas ellas abanderan procesos de producción justos, apuestan por materiales más naturales y libres de productos tóxicos, que cuidan del medio ambiente, y tienen una conciencia real sobre el reciclaje.

“Defendemos valores en olvido y desuso y reivindicamos métodos tradicionales de sastrería y costura, buscando el equilibrio con la tecnología más avanzada para mejorar. Nuestra producción local propicia que podamos mimar cada prenda por dentro y por fuera para que sea única. Creemos en el compromiso, el respeto y la honestidad. Escuchamos, compartimos experiencias e interactuamos con otros para enriquecernos. Nos adaptamos a los cambios del mundo en el cual vivimos, para estar en continuo movimiento y fluir con él. Vivir con menos pero con más calidad, sin despilfarrar recursos, con responsabilidad y libremente.” (Mar García, Fundadora de Marlota)

En la actualidad, España ocupa el puesto 30 de 149 países en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y el objetivo es avanzar casillas y seguir impulsando este proyecto que impacta en objetivos tan importantes como son el trabajo digno, la producción y consumo responsables, la reducción de las desigualdades y la vida de los ecosistemas terrestres.

“Ese es nuestro camino, hoy y siempre: devolver al planeta lo que él nos ha dado, protegiendo a la naturaleza y las personas, sin destruir ni una mínima parte esencial de ellas.” (Jesús Anduaga, Consejero Delegado de Ternua)

noticias Sin categorizar somos_i